Una de nuestras mayores fuentes de inspiración son los viajes. En Nossu nos gusta explorar y descubrir todo lo que los lugares tienen que mostrarnos. Por este motivo decidimos crear la cápsula NMD – el inicio de nuestro propio viaje.

Para nosotros perdernos por las calles de Madrid, funciona como inspiración para todo lo que creamos y los colores que vemos son parte importante de lo que hacemos. Desde Nossu hemos querido rendir un pequeño homenaje a esa variedad cromática y hemos decidido nombrar los colores de nuestra primera cápsula NMD Madrid con elementos que comparten esas mismas tonalidades y qué son representativos de nuestra ciudad.

 

TEJA

Una buena muestra de ello, son las tejas. Ese elemento tan presente pero que solo es visible a vista de pájaro. Los tejados de madrid con esos tonos anaranjados y ocres son uno de esos secretos que tanto nos gustan. Una vez los ves, te hacen sentir como si estuvieras en un gran pueblo. Estos tejados relucen sobre todo en esas días de verano y atardeceres infinitos, cuando desde lo alto y entre amigos, puedes escapar del implacable calor madrileño con un buena copa en mano.

MADERA

La madera es otro de los elementos que más presentes están en Madrid. En las puertas, las ventanas, en las estructuras y vigas de las casas antiguas, las barras de bar o en las mismas sillas, puedes encontrar este material que pese a estar perfectamente integrado, muchas veces pasa desapercibido. Son muchos los tonos de madera que están presentes, pero es sin duda ese color oscuro casi negro, el que es tan característico del Madrid clásico. Un color difícil de describir, pero una vez lo ves, entiendes que Madrid sería diferente si no existiese.

NOCHE

Pero si hay algo que de verdad nos fascina a los madrileños, es la noche. Y es que, aquí las noches, son algo difícil de explicar hasta que no lo compruebas por ti mismo. Son horas que pasan sin darse cuenta, conversaciones entre amigos que no tienen fin, son rondas de cervezas, copas, y cenas que acaban al dia siguiente. Es música para todos los oídos y gente de todas las clases y lugares, la noche es ese merecido descanso después de un duro día, es la recompensa a los esfuerzos y donde nos resguardamos para desconectar y poder ser nosotros mismos.